El “oficio” más antiguo del mundo

« On dit que l’esclavage a disparu de la civilisation européenne. C’est une erreur. Il existe toujours, mais il ne pèse plus que sur la femme, et il s’appelle prostitution. »

– Victor Hugo

Decía Victor Hugo en esta cita que la esclavitud no ha desaparecido en Europa, aún pesa sobre la mujer. Prostitución. Una moderna forma de esclavitud aceptada en las democracias consolidadas. Aceptamos que se atente contra la dignidad humana y contra los derechos humanos, ya que la esclavitud vive de la explotación de las desigualdades: el hombre sobre la mujer, la riqueza sobre la pobreza.

Entre el 80% y el 90% de las mujeres que se prostituyen son extranjeras, la mayor parte de ellas en situación irregular y víctimas de redes mafiosas que se dedican a la trata de personas; en la mitad de los casos, menores de edad. Además, estas mujeres conviven con la violencia sexual, física y psicológica. Se encuentran en un estado de vulnerabilidad absoluta, sin escapatoria posible más que por algún golpe de suerte que la vida ponga en su camino. El 71% de las mujeres que se prostituyen han sufrido violencia física por parte de los clientes o de sus proxenetas. EL 68% presentan síntomas de estrés post-traumático, el 63% han sufrido violaciones, el 64% han sido amenzadas con armas, el 42% han intentado suicidarse, el 89% quieren dejarlo (fuente: Melissa Farley, Prostitution, trafficking and traumatic stress, 2003).

Muchas personas piensan que estos problemas se solucionarían en gran medida si la prostitución se regularizase, se legalizase. Sin embargo, esto es una falacia. El comercio de armas está regularizado y no por ello deja de existir un comercio ilegal. De hecho, esta regularización que se ha llevado a cabo en países como Alemania o los Países Bajos conlleva la industrialización del comercio sexual y del tráfico de personas, así como una bajada en los ingresos de las mujeres que se prostituyen y una explosión de la demanda. Se habla de 400.000 personas que se prostituyen en Alemania frente a 20.000 en Francia (fuente: Black Swans, [Prostitution] Politique-fiction: Victor Hugo soutiendrait la campagne abolitionniste, et vous?). Según un estudio realizado en los Países Bajos, el 80% de las prostitutas siguen siendo víctimas de trata. Eso sí, legalizar la prostitución convertiría a los proxenetas en legítimos empresarios (oh, the irony!). La legalización sólo dignificaría a la industria, no a la mujer. Diez razones para no legalizar la prostitución.

Otro motivo que esgrimen los partidarios de la regularización es que tampoco se eligen trabajos como basurero, limpiadora o enterrador. No son oficios vocacionales, pero permiten vivir a quienes se dedican a ellos, de igual modo que lo hace la prostitución “consentida”. Sin embargo, habría que recordar la diferencia entre un trabajo de resistencia, que nos permita tener una vida digna y que además está aceptado socialmente, y un trabajo de supervivencia, como la prostitución, que estigmatiza a la mujer y la aísla socialmente.

Debemos reconocer que el comercio sexual es un acto de violencia contra las mujeres y constituye una violación grave de los derechos humanos. No hay ninguna implicación económica, política, social o cultural que pueda justificar esta violación.

¿Qué hacer como sociedad?

  • En primer lugar, no criminalizar a la prostituta convirtiéndola en doblemente víctima. ¿Os imagináis que pensará esa pobre chica brasileña, rumana, guineana… arrastrada desde su país con falsas promesas, golpeada, violada, amenzada, obligada a pasar horas en un parque o en una calle oscura, cuando llegue un agente del orden y la multe por ejercer la prostitución en la calle?
  • Atajo rápido: penalizar al cliente. ¿Cuántos hombres dejarían de acudir a prostitutas si fuesen expuestos socialmente? ¿Quién reconoce abiertamente y sin tapujos que recurre habitualmente a este servicio o que sus amigos le han regalado una noche de sexo con una prostituta en su despedida de soltero? En la sociedad capitalista en la que vivimos, un servicio o un producto existe en tanto en cuanto existe la demanda del mismo. Si no hay demanda, no hay servicio.
  • No obstante lo anterior, el capitalismo es perfectamente capaz de crear una necesidad donde no la hay, y así crea una demanda que reporta beneficios económicos. La publicidad se encargará del resto para que aceptemos la prostitución como una actividad “normal” (y hasta para hacernos creer que lamer un boñigo es beneficioso para el cutis). Por lo tanto, para acabar con la prostitución hay que educar en el respeto, en el civismo, educar para saber analizar la realidad de forma objetiva, para tener un espíritu crítico, educar para enseñar a respetar los derechos humanos.
  • Escuchar a prostitutas y clientes. ¿Por qué ejercen la prostitución? ¿Por qué compran sexo? Para solucionar un problema for good, hay que acudir a las causas, analizarlas, y ocuparse de solucionar los problemas.

No hace mucho saltó la noticia de una niña rumana que estaba siendo obligada a prostituirse por su familia. Esta noticia me impactó más que otras porque estaba ocurriendo en un pequeño pueblo a pocos kilómetros de donde vivo.Todo el mundo conocía la situación (es difícil tener secretos en un pueblo). Me cuesta comprender qué lleva a una familia a hacer esto, o a todo un pueblo a callar y convertirse en cómplices, pero más aún qué capacidad de cosificación de esa pobre niña tenían esos hombres que pagaban por tener sexo con ella, hombres seguramente respetados en el pueblo. Si bien podríamos analizar las circunstancias que han vivido, la educación que han recibido o la normalización del uso del cuerpo de la mujer para satisfacer sus gustos, todos tenemos un conocimiento primitivo, natural e innato que nos permite diferenciar el bien del mal. ¿Dónde estaba ese conocimiento, el remordimiento, el sentimiento de culpa por estar haciendo el mal? Ellos han quedado “limpios”, estigmatizando a la víctima para toda su vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s